Home operagastro.
Adv
| Condizioni generali per l'uso del sito | Statistiche by Google | Contatto | Links | Download |
Capón morrocotudo
ingredientes:
- 1 capón de 1,5 Kg. de peso (aprox)
- 12 clavos (especia llamada Eugenia caryophyllata)
- 150 grs de mantequilla
- 5 manzanas reinetas bien hermosas
- 1 vaso de vino blanco seco (un "Viña Paceta" de Bodegas Bilbaínas, o un Malvasía de Fariña en Toro, Zamora, le va de muerte, pero no seré yo quien proscriba otras D.O.)
- 25 cls de miel de romero lo más líquida posible
- Sal gorda
- Pimienta negra recién molida
preparación:
En un mortero grande me machacáis los clavos bien machacaditos, hecho lo cual me los mezcláis bien con 100 grs de mantequilla fundida y con la miel. (Pero mezcladlo bien). Cortadme en daditos (una vez quitados el corazón y las pepitas, pero no la piel) 3 manzanas reinetas. Ponedlas en un plato: verted sobre ellas la mitad (máomeno) de la preparación anterior. Sodomizad al caponcillo con la mano, en orden a salpimentar sabia e integralmente su interior. Hecho lo cual introduciréis por ese mismo conducto las manzanas troceadas y bañadas en el menjunje descrito.
Taponad el orificio cosiéndolo con un bramantito, con cuyo cabo podéis seguir atándolo para que el bicho no se desmangarille durante la cocción, ni se salga de sus entrañas la farsa (tan lascivamente introducida).
Terminada la costura, embadurnadme el exterior del bicho con el resto del bálsamo de Fierabrás (me refiero a la mantequilla/miel/clavos majados). Me lo envolvéis en papel de aluminio y lo metéis en la neverita hasta el día siguiente. Llegado el cual, le quitaréis el papel de plata y lo pondréis sobre una fuentecita de pyrex apta para el horno.
El cual horno habréis precalentado a 200 grados (nivel 7, creo que será la correspondencia con los que no aman a Celsius). Metéis la fuente en el medio, y lo dejáis torrarse cosa de dos horitas. Vigilad a partir de la hora y media, aunque con los ojos y con la nariz, y NO METIENDO EN EL CADÁVER NINGUNA AGUJITA, NI PINCHITO, que lo estropea. Mientras tanto, los 50 grs. de mantequilla que nos quedaban los habremos puesto en una sartén honda, y en ella saltearemos las dos manzanas reinetas, que habremos troceado en cuatro cachos (previa extracción del corazón y de las pepitas, pero no de la piel). Cuando el capón esté a punto, verteremos sobre él el vaso de vino (para disolver la caramelización que se haya adherido a su exterior). Salpimentaremos con parquedad y ....
¡Serviremos! El capón en seco (máomeno) y a su lado, y como guarnición, las manzanas salteadas, recubiertas del líquido que hayamos obtenido de la "descaramelización".
Hasta aquí, la ortodoxia. ¿Que queréis adjuntar unas patatitas francesas, salteadas con mantequilla y rociadas de hierbas de Provenza? Pues mira qué bien. ¿Que queréis ofrecer un puré de patata, cargadito de pimienta, como anexo vehicular? Pues oye, mira tú. ¿Que lo que deseáis es adicionar un puré de manzana como el que hacían nuestras abuelas -esto es, añadiéndole, además del clavo, un poquito de canela en polvo? Pues haz lo que quieras, que para eso vivimos en un país libre ( 8-(( )
NOTA : Si no dispones de capón (y no estás dispuesto/a a capar tú mismo/a un pollito y a cebarle durante un año) puedes oficiar esta receta con un pollo hermoso o con un pavo que no sea muy grande. De hacerse tal sustitución, será ¡por huecos! (y antes de columpiarse al reconvenirme, recomiendo mirar el DRAE)
observaciones:
No es fácil en los tiempos que corren hacerse con un capón (me refiero al "pollo que se castra cuando es pequeño y se ceba para comerlo", según la definición de la Real Academia) que lo sea de verdad. Cuando yo era joven, el tiempo navideño era también el del holocausto de estos amables animalillos, entre los cuales los de Villalba (Lugo) tenían la mayor fama. Pero si tenéis la suerte de procuraros uno, probad a oficiar esta receta
Home
Back
Print
Send
Adv
 
Adv
Sito ottimizzato per Internet Explorer 7, risoluzione 1024* 768