Home operagastro.
Adv
| Condizioni generali per l'uso del sito | Statistiche by Google | Contatto | Links | Download |
All i oli II
ingredientes:
preparación:
El verdadero all i oli solo lleva en su preparacion ajo y aceite como su nombre indica. Cuando se añade huevo ya no es un verdadero all i oli sino una salsa mahonesa que tiene mas o menos sabor a ajos. El mejor mortero para ejecutar el all i oli es el clasico de loza de color amarillo con vetas verdes que todo el mundo conoce y que creo es de origen arabe. Tambien puede ser de marmol, pero jamas de madera. Como consecuencia de llevar solo los ingredientes citados mas la sal, es una salsa que nunca es suave y puede ir de fuerte a fortisima dependiendo del numero de ajos que se le pongan. Para un numero de ajos entre 3 y 9 que nos dara la gradacion citada se necesita un 1/4 de litro de aceite de oliva virgen o quiza un poco mas. El aceite es una parte importantisima en cuanto al sabor que resulta, por ello ha de ser de la mejor calidad posible. El aceite debe ponerse con una aceitera de punta fina pues hay que ir vertiendolo con cuidado si no queremos que se corte.Hay que empezar por pelar los ajos y machacarlos con un poco de sal, trabajandolos hasta conseguir una masa pasta fina. Una vez terminada esta faena, nos sentaremos y colocaremos el mortero entre las piernas, empezando a partir de este momento la parte delicada de la operacion ya que hay que echar con mucho cuidado el aceite para mantener ligado el ajoaceite Este ira aumentando poco a poco mientras echamos el aceite con una mano y con la otra seguimos sin parar de dar vueltas con la maza del mortero, que por cierto y ya que no lo he dicho antes, no importa que sea de madera. Aunque no lo parezca es un trabajo pesado, hay que hacer fuerza con las piernas para que no se mueva el mortero, no hay que parar de dar vueltas a la maza y hay que tener buen pulso para que no caiga mas aceite del que la masa que se va formando lo admita sin que se corte. Cuando hemos terminado podemos añadirle sal, si la precisa, pero siempre moviendo la maza y la masa sin parar. Si se corta, hay que empezar de nuevo limpiando muy bien mortero y maza para que no quede rastro del cortado. Cuando lo tengais hecho sentireis un satisfaccion tan grande como si hubierais hecho una gran comida. Si sobre una tostada de pan colocais un poco de ajoaceite y lo extendeis sobre el pan ya me direis lo que es bueno. Esto al menos es lo que yo pienso.
observaciones:
receta hogareña
Home
Back